Por qué contratar una empresa profesional y no a tu familiar para crear el sitio web de tu empresa

Blog page
no-profesiona-vs-profesional

 

Es común que en el afán de conseguir precios excesivamente bajos las empresas contratan familiares que han realizado cursos de diseño web, o que simplemente les gusta el tema y han estado “cacharreado”, obteniendo así terribles resultados.

No quiero decir que el contratar algún familiar está mal. Está claro que existen muchos familiares que realmente hacen un trabajo efectivo e impecable, pero en la mayoría de las veces el ahorrar en un medio publicitario tan importante para el desarrollo comercial de una empresa suele traer consecuencias nefastas.

De este modo quiero enumerar una serie diferencias entre un servicio mediocre y uno profesional. Veamos.

  1. Claridad en los objetivos: Mientras que el principal objetivo del familiar es terminar el trabajo cuanto antes, un servicio profesional web establece y/o afina los objetivos de sus clientes.
  2. Contenidos estructurados: Una de las prioridades de una empresa profesional de diseño web es la asesoría conseguida con su experiencia hacia sus clientes, mostrándoles la forma adecuada de organizar el contenido de si sitio web y así alcanzar un nivel de conversiones importante, mientras que el familiar simplemente se focaliza en seguir instrucciones sin importar sus consecuencias.
  3. Creación del diseño: Uno de los factores diferenciales que deja en descubierto al profesional poco calificado como lo puede ser un familiar, es el diseño, pues éste siempre quiere mostrar un sitio web bonito, sin embargo un verdadero profesional velará porque el diseño contribuya la venta de tus productos y servicios, destacando así lo más importante y dándole poca importancia a lo irrelevante.
  4. Uso de plantillas: El uso de plantillas en la construcción de sitios web es muy común, sin embargo para un familiar o un profesional poco calificado, las plantillas sirven para cualquier producto o servicio. Para la empresa web o profesional web, una plantilla debe ser seleccionada con cuidado y debe ser personalizada con un enfoque estratégico, así mismo el profesional crea sus propias plantillas consiguiendo así liberarse de lo que no necesita para que el sitio gane velocidad y evite problemas.
  5. Uso de imágenes: Un verdadero profesional se ocupa constantemente del concepto en las imágenes, así como del tamaño de ellas y el uso de etiquetas internas como el Alt para mejorar el posicionamiento del sitio web. Del familiar poco preparado se puede decir que sube las imágenes que le parecen atractivas sin optimizar y más grave aún, sin reparar en el concepto mostrado.
  6. Posicionamiento en buscadores: Un profesional siempre está pensando en el posicionamiento de tu sitio web en el momento en que empieza a desarrollar, sin embargo es común que el familiar no tenga conocimiento en el tema o simplemente lo deje como factor externo a su trabajo.
  7. Garantía y mantenimiento: Creo que esto es lo más difícil de encontrar en un familiar, amigo o un pseudo profesional, la garantía y el mantenimiento. Es común ver como después de un par de meses de ser entregada una página web, los dueños de la empresa se vuelven locos intentando contactar a la persona que realizó el sitio para que les ayude a arreglar algún aspecto que hasta el momento fue descubierto, o incluso para hacer un cambio. Un verdadero profesional da las garantías y un acompañamiento cada vez que su cliente lo requiera.
  8. Conversiones y ventas: Finalmente este es el aspecto clave que materializa todo el trabajo de un excelente equipo de profesionales web, pues nada más diciente para el portafolio de una empresa de desarrollo y diseño web, que las ventas que sus clientes generan desde su sitio web.

 

¿Quieres tener a tu servicio un equipo profesional de diseño web que rentabilice tu inversión?. Contáctanos.